Las mujeres recientemente diagnosticadas con una irregularidad en el ritmo cardíaco conocida como fibrilación atrial tienen un riesgo significativamente mayor de sufrir muerte súbita que las mujeres sin esta condición.
Analizando información de más de 34 mil mujeres de mediana edad, investigadores hallaron que las mujeres recientemente diagnosticadas con fibrilación atrial tenían una tasa de mortandad total de 10,8 personas por cada mil por año, comparadas con las 3,1 por cada mil por año de mujeres sin fibrilación atrial.

arritmia-cardiaca

Tras ajustar la información para otros factores que podrían contribuir al incremento del riesgo de muerte, los investigadores aún hallaron que un nuevo diagnóstico de fibrilación atrial hace más que doblar el riesgo de muerte.

La fibrilación atrial es un tipo de ritmo cardíaco irregular. En vez de bombear sangre efectivamente, la aurícula se estremece momentáneamente, lo que permite que la sangre se junte en el corazón. Cuando esto sucede, se pueden formar coágulos que pueden ser expulsados al torrente sanguíneo cuando el corazón empieza a bombear sangre nuevamente. Si dicho coágulo viaja hasta el cerebro, se podría generar un accidente cerebrovascular.
En general, esta enfermedad no causa síntomas notables, aunque algunas personas sienten palpitaciones.

En una población de mujeres que muestra una baja carga de enfermedades cardiovasculares como base, las participantes con el nuevo diagnóstico de fibrilación atrial tienen aproximadamente el doble de riesgo de muerte, comparadas con las que no lo tienen. Sin embargo, es importante enfatizar que en este estudio, el riesgo total de muerte por eventos adversos entre las mujeres con este nuevo diagnóstico fue relativamente bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *