Estas son enfermedades provocadas por diferentes parásitos. En el caso de la ascaridiasis es un infección en los intestinos provocada por un gusano denominado Ascaris lumbricoides. Esta es una de las infecciones que sufren los seres humanos más comunes del mundo.

41435_994fc3b050

Normalmente afecta a los niños de menos de 2 años de edad y se ve frecuentemente en donde falta la higiene. Este parasito necesita de sitios húmedos y cálidos para poder completar su ciclo y de esta manera poder infectar a las personas, contaminando sus aguas y los diferentes alimentos. Debes tener presente que los huevos de estos parásitos no son fáciles de destruir por los desinfectantes comunes. Y el contagio se lleva a cabo comiendo alimentos que estén contaminados por ellos.

Los niños cuentan con más posibilidades que los adultos de contraer los síntomas gastrointestinales ya que los intestinos de ellos son más pequeños y menos desarrollados y tiene un riesgo más elevado de desarrollar una obstrucción intestinal.

Si nos referimos a los síntomas, en ocasiones suelen no presentarlos, salvo que la ingestión del parásito sea abundante, en esos casos los parásitos llegan a alojarse en los pulmones causando problemas para respirar. La manera de detectarlo es mediante un examen de material fecal.

Oxiuriasis. Es una enfermedad provocada por el parásito oxiuros, muy normal en los pequeños. El ser humano es el único huésped para este tipo de parásito. Se contagia por medio de las larvas, ya sea por su ingestión o por la inhalación de los mismos. Los niños que tengan las manos sucias, o se llevan a la boca sus juguetes provocan las diseminación de los parásitos. Otra fuente de contagio con las mantas, sábanas, cortinas o alfombras.

Entre los síntomas más comunes se encuentra un malestar generalizados, provocado por una fuerte irritabilidad y prurito en el ano. Los chiquitos demuestran una picazón en su cola, que aumentara al caer la noche ya que el oxiuro hembra sale por el recto al poner los huevos alrededor del ano, en ocasiones interfiriendo en el sueño del niño. Debemos tener presente que en ocasiones la infección con estos parásitos puede ser asintomático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *