Un embarazo es una etapa excelente de la vida de una mujer que se siente diferente por dentro y por fuera, mejor consigo misma y capaz de afrontar el presente con energía positiva. La magia de dar a luz a un nuevo ser es inolvidable para todas aquellas mujeres que han sido partícipes en primera persona de este pequeño o gran milagro de la naturaleza. De hecho, la magia del embarazo queda de manifiesto en el hecho de que, de normal, el dolor asusta al ser humano, sin embargo, el dolor del parto causa esperanza y se olvida completamente tras dar a luz.

20071119psaemb_1_Ies_LCO

Un embarazo también tiene diferentes etapas. Está claro que el tercer trimestre del embarazo es diferente a los primeros meses en los que la mujer no es del todo consciente de los cambios que se van a producir en su vida. Cambios lógicos no sólo a nivel físico, sino también emocional, y por supuesto, cambios en el seno de la familia que se prepara para recibir a un niño con mucha ilusión.

Existen diferentes síntomas de un embarazo. Señales que conviene atender de forma positiva. Uno de ellos, es el aumento de sueño y también el cansancio generalizado. Este síntoma es especialmente palpable en aquellas personas que son muy activas, es decir, que siempre están haciendo cosas y se muestran inquietas. Por otra parte, también existen otros síntomas evidentes cómo las nauseas o los vómitos que pueden afectar a la mujer en mayor o menor intensidad. Lo cierto es que cada síntoma se muestra de una forma totalmente distinta en cada protagonista. Del mismo modo, es habitual que durante el embarazo, la mujer experimente un gran deseo y placer hacia ciertos alimentos mientras que desarrolla un rechazo inconsciente hacia otros. Las mujeres embarazadas también pueden ser más receptivas hacia los olores y los perfumes. Una cualidad que no tenía anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *