Aumentar de peso durante el embarazo es inevitable e imprescindible. Poder brindar a tu bebé los nutrientes necesarios implica un cambio en tus hábitos de consumo y tu alimentación.

peso_durante_el_embarazo

Muchas veces nos cuestionamos de dónde provienen todos esos kilos, si el peso del bebé nos supone ni la tercera parte, de 11 a 14 kilos promedio que una mujer engorda, corresponden:

 

700 gramos aproximadamente a la placenta

1 kilo al aumento del tamaño del pecho

1 kilo al aumento de tamaño del útero

1 kilo al líquido amniótico que rodea al bebé

2 kilos a la sangre adicional

2 kilos a los líquidos corporales adicionales

3 kilos al peso medio del bebé.

3 kilos a las grasas, proteínas y otros nutrientes almacenados en el cuerpo de la madre

 

La evolución normal de una mujer embarazada es, durante el primer trimestre ganar de 2 a 3 kilos, y en los dos trimestres consecutivos unos 500 g a la semana, para alcanzar ese peso promedio antes mencionado.

Es importante que lleves una dieta equilibrada y sana para poder aportar el sustento necesario al bebé. Para ello ten en cuenta que hay ciertos alimentos que se deben evitar por las enfermedades asociadas a ellos, como pueden ser:

 

Los quesos blandos o “frescos” (el queso Feta, de cabra, Brie, Camembert o el queso azul).

Vinagre de sidra y leche sin pasteurizar.

Mariscos, pescados o carnes crudas o poco cocinadas.

Carnes procesadas como los embutidos o salchichas.

Huevos crudos o comidas que los contengan, incluyendo los postres como Tiramisú o Mouse.

 

No lo olvides, aunque se recomienda ganar esos 11 a 14 kilos durante el embarazo, no te obsesiones con la báscula, tu objetivo es llevar una dieta sana y variada para mantener en buen estado tu salud y  la de tu futuro hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *