En este mundo moderno en el cual todos estamos muy ocupados y por esta causa se está perdiendo la tradición de comer en familia.  Este cambio cultural que afecta a muchas familias hace que surjan cuestiones que afectan la salud de alguno de los integrantes más pequeños de la familia.

Aunque sea difícil de creer el no cocinar y comer en familia afecta la salud de las personas especialmente los niños.

comer en familia

Los beneficios para los niños de comer en familia son:

-se establece un momento de dialogo y comunicación que mejora el vinculo entre padres e hijos.

-se le puede enseñar a comer alimentos variados y a tener una dieta balanceada.

-se puede prevenir el aumento de peso de los niños ya que se puede controlar y establecer las raciones y el tipo de alimentos que consumen.

-los niños imitan a los padres especialmente a corta edad por lo que si ven que sus padres se alimentan sanamente ellos también lo harán.

-se puede estimular a comer frutas y verduras en niños que son un poco reacios a hacerlo.

-se puede prevenir o controlar a los niños ante ciertas patologías como diabetes, anorexia, bulimia, alergias u sobrepeso.

-es un buen momento para enseñarles como comer, la necesidad de masticar bien la comida, y tomarse su tiempo para terminar la comida, así como modales en la mesa.

 

Es muy positivo que se coma en familia pero también que se cocine comida casera en casa aunque sea algunas veces en la semana para que los niños puedan valorar la comida sana y casera.

Los niños que comen en familia frecuentemente suelen tener un mejor comportamiento alimenticio y un peso adecuado. Por lo que se puede afirmar que es  realmente beneficioso seguir con la tradición compartir las comidas en familia. 

3 comentarios

  1. BEN. S. REAL. R.

    5 abril, 2014 a 17:09

    … LOS NIÑOS SIEMORE ESTARAN IMITANDO A SUS PADRES Y/O TUTORES Y EL COMEDOR ES EL MEJOR LUGAR PARA PODER ENSEÑARLES * BUENOS MODALES * DESDE CHICOS …

  2. Wilson Pinto

    6 abril, 2014 a 5:24

    Yo digo que no solamente los niños deben sentarse a la mesa a comer con sus padres, los adolescentes, jóvenes, personas mayores y adultos mayores también necesitamos compartir a la mesa la comida con nuestra familia

  3. marisa roca

    6 abril, 2014 a 20:14

    Totalmente de acuerdo con Wilson Pinto, eso se podrá conseguir si se practica de pequeños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *