La vacuna contra la malaria del laboratorio francés Synprosis ya ha demostrado su eficacia en zonas endémicas. Así lo ha afirmado el responsable del equipo y exdirector en el área de paludismo del Instituto Pasteur, Pierre Druilhe, que explicó que los resultado obtenidos en los últimos años con MSP3 avalan una protección de entre un 64 y un 77% para los niños vacunados antes de los 24 meses, según los ensayos realizados desde 2007 en Burkina Faso con un grupo de 45 niños.

No obstante, estos resultados deber ser confirmados en estudios a mayor escala, si bien su vacuna puede equipararse con la favorita en el ámbito de la investigación internacional, RTS,S, de la farmacéutica británica GlaxoSmithKline.

Druilhe explicó que la vacuna, que ya se está ensayando en un gran estudio en Malí cuyos resultados se esperan para 2012, tiene un mecanismo de acción muy diferente al de la RTS,S, puesto que ésta actúa en la fase precoz de la infección y la suya interviene en el momento de sus manifestaciones clínicas. La edad clave para evitar esta enfermedad está entre los 12 y los 24 meses, ya que la mayoría de las muertes por paludismo se producen antes de los cinco años. Esa enfermedad se transmite a través de parásitos y amenaza hoy en día a 2.000 millones de personas que viven en zonas endémicas, sobre todo en África y Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *