La caléndula junto con el karité es muy buena para tu piel si es seca, si está maltratada o dañada por no tener muchos cuidados. La manteca de karité es muy empleada por personas que tienen mucha sensibilidad o son alérgicas u otro tipo de producto químico, por lo que puede ser tomada como un importante activo muy seguro para estos casos.

calendula

El karité tiene un alto poder nutritivo, unido con su poder cicatrizante y antibiótico.

La caléndula, por su parte es  muy usada en huertas y jardines. Su sola presencia nos asegura que en ellos no haya ni insectos ni plagas. Al tratarse de una planta perenne y muy fuerte a los factores externos tiene la capacidad de proliferar muy bien.

En la época de nuestras abuelas era normal verla en el jardín y que en la época que florecía se la usara para diferentes preparados caseros. Se usaba para la dermatitis de pañal, destruía los callos y las verrugas. Hasta las usaban para tratar las llagas ulcerosas.

El poder de la caléndula radica en tener muchos componentes activos. Uno de los más importantes componentes de su aceite es la de tener mono y sesquiterpénicos oxigenados, esteroles libres y esterificados, glucósidos flavónicos derivados del quercetol, caroteno, zeina, calendulina, tanios, etc

Para la piel es muy buena ya que es antiséptica por su aceite esencial, parasiticida (gracias a la mono y sesquiterpenos oxigenados), es antiinflamatorio.

Si tienes la piel lastimada, con pruritos, o estas embarazada no te olvides de colocarte una buena crema a base de caléndula, ya que es muy regenerativa de los tejidos.

Te pasaremos una receta natural para preparar un ungüento para la dermatitis:

Necesitaras: 100 ml de aceite de germen de trigo

Un frasco esterilizado

Y varias flores de caléndula

Para prepararla tendrás que llenar un frasco con las flores y colocar en él el aceite de germen de trigo hasta cubrirlas por completo. Cerrar el frasco de manera hermética y dejarla reposar a la sombra por 15 días antes de usarla.

Recuerda que antes de usar esta crema debes consultar con un médico dermatólogo, ya que si bien es hipoalergénica, puede aparecer alguna reacción adversa propia de tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *