Pocas cosas son tan molestas como los dolores de pies. Muchos de sesos indeseables dolores y malestares son provocados por los callos. Hoy te daremos algunos consejos para evitar y eliminar los callos, para así poder realizar tus actividades diarias sin la complicación que representa esta molestia en los pies.

soles-of-a-couple-and-their-child

Pero, ¿por qué se forman los callos? Se trata del engrosamiento de piel y la mayoría de las veces es producto del uso del calzado. Nuestros pies entran en contacto constante con el calzado provocando que la piel se endurezca, se reseque y aumente de tamaño.

Los callos pueden ser duros o blandos. Los duros son aquellos que aparecen comúnmente en los dedos, mientras que los blandos suelen presentarse entre los dedos.

Para evitar tener callos puedes optar por ir variando tu calzado, es decir, tener más de uno para usar diferentes de acuerdo a la actividad que realices.

Lo que nunca debes hacer, ya que podría ser muy perjudicial, es cortarte los callos de los pies. Esta no es una solución efectiva y podrás causar una hemorragia o hasta una infección en la zona de la piel afectada. Mucha gente lo hace o lo recomienda pero no hagas caso.

Lo que desde aquí te recomendamos es que, en primer lugar, descanses tus pies. Encuentra momentos para liberarte de tu calzado. También debes poner tus pies en remojo.

Una vez que tus pies estén húmedos, aplica en la zona de la piel afectada una crema exfoliante. Se recomienda que realices masajes circulares sobre la piel dañada para lograr un mejor resultado.

Con la crema o producto exfoliante que utilices lograrás remover las células muertas de la piel y eliminar las impurezas de tu piel. Son muy recomendables los exfoliantes que contienen enzima de papaína ya que, además de ser muy efectiva para sacar las células muertas, equilibra el pH de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *