Todos conocemos esa sensación, lamentablemente, demasiado bien. Las palmas de las manos se tornan sudorosas, un sudor frío irrumpe en nuestro cuerpo y nuestro cerebro tiende a entrar en un estado de obnulación. Cuando estamos preocupados, nuestro organismo responde tanto física como mentalmente. Afortunadamente, podemos tomar control de la situación con algunas curas naturales. A continuación, nombraremos algunos remedios naturales para que nos ayuden a mantener la calma y disminuir la preocupación y el estrés.

pasionaria

1. Bálsamo de limón. Esta hierba ha sido cultivada por más de 2000 años; en la Edad Media, era usado para minimizar la ansiedad. Tomando unos 300 a 500 mg, tres veces por día, se puede mejorar el estado de ánimo general. Se puede conseguir en forma de suplemento herbal, té o aceite esencial.

2. Pasionaria. En general se recomienda para el estrés nervioso y la ansiedad. Los investigadores creen que la pasionaria actúa disminuyendo la actividad de ciertas células nerviosas. Puede conseguirse en forma de cápsulas, té y suplementos herbales.

3. Raíz Valeriana. Cuando nos preocupamos, nuestro organismo entra en un estado de lucha o huída. El hipotálamo activa nuestro sistema nervioso, lo que puede hacer que el cuerpo entre en un estado de alerta excesivo. Es segregada adrenalina y el ritmo cardíaco y presión arterial aumentan. Para contrarrestar estos efectos, se puede ingerir raíz valeriana, una medicina herbal que tiene efectos sedativos. En la antigua Grecia y el Imperio Romano, esta era usada para tratar el insomnio. Tomando 200 mg, de 3 a 4 veces por día, se pueden obtener buenos resultados.

Puedes conseguir todos estos productos en http://www.suplments.com

¡Siempre consultar con un médico primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *