Las mujeres que caminan varias horas a la semana tienen menos probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular que las mujeres que caminan menos o absolutamente nada, de acuerdo con una nueva investigación de España.
El mensaje para la población en general sigue siendo similar: participar regularmente actividades recreativas moderadas es bueno para la salud.

andar

Aunque el presente estudio no pudo demostrar que caminar regularmente causó menos accidentes cerebrovasculares en las mujeres que participaron del estudio, contribuye a un pequeño cuerpo de evidencia de posibles relaciones entre determinados tipos de ejercicio y el riesgo de enfermedades específicas.

Según el estudio, las mujeres que caminaron enérgicamente durante 210 minutos o más a la semana tenían un menor riesgo de accidente cerebrovascular no solo que las mujeres inactivas, sino también que las que hicieron ciclismo y otros tipos de entrenamiento de mayor intensidad en un período de tiempo más corto.
En total, cerca de 33.000 hombres y mujeres respondieron un cuestionario de actividad física dado una vez en la década de 1990 como parte de un proyecto más amplio de cáncer en Europa. Durante los 12 años de seguimiento, un total de 442 accidentes cerebrovasculares se produjeron entre los hombres y las mujeres.
Los resultados para las mujeres que eran caminantes regulares se tradujeron a una reducción del 43% en el riesgo de accidente cerebrovascular en comparación con el grupo inactivo.

Aunque el modo en el que este estudio en particular fue diseñado hace difícil que se puedan extraer conclusiones altamente certeras, los resultados ofrecen más evidencias de que el ejercicio físico siempre es positivo para la salud.

2 comentarios

  1. Angomol

    29 Agosto, 2014 a 20:27

    Caminar es siempre positivo ,pero ojo con personas de una edad avanzada ,que caminan y caminan ,creyendo que van a encontrar a la juventud ,rotulas,espalda ,tobillos y caídas, nos pueden recordar que la vejez ,nos trae deterioros irreversibles .

  2. Jose Juan Soria Fortes

    11 Abril, 2015 a 20:58

    Tengo 66 años y acostumbro a caminar junto a la orilla del mar a primera hora de la mañana, de cuatro a cinco veces a la semana durante una hora, y mi estado de salud es perfecto y no padezco enfermedad alguna. He notado en mi organismo desde entonces un fortalecimiento de la musculatura de piernas y espalda, así como una mejoría en mi estado general. Lo recomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *