Caminar con regularidad puede ayudar a reducir la fatiga en algunos pacientes con cáncer pancreático, según sugirió un nuevo estudio.
El estudio incluyó a 102 hombres y mujeres blancos mayores de 66 años que se sometieron a cirugía de cáncer de páncreas y se dividieron en dos grupos antes de que fueran dados de alta del hospital.

caminatas-cancer

Un grupo fue enviado a casa con las instrucciones normales que no incluían una rutina de caminar o hacer ejercicio. Al otro grupo se le pidió caminar durante intervalos cada vez más largos cada semana durante tres meses. El objetivo era caminar 90 a 150 minutos por semana para el final del programa.

Al comienzo del estudio, 85 por ciento de todos los pacientes informaron fatiga de moderada a grave. Al final del estudio, las mejoras en los niveles de fatiga se informaron en un 27 por ciento de los pacientes del grupo de caminatas y 19 por ciento de los del grupo de control. Los pacientes en el grupo de caminantes también reportaron menos dolor que aquellos en el grupo control.

Lo bueno de este programa es que no se exige ejercicio aeróbico de alta intensidad o alcanzar un ritmo cardíaco determinado. Es de intensidad baja a moderada, y los pacientes pueden sentarse si lo necesitan. No tiene que exigirse si no se sienten bien ese día.
El mensaje en el cuidado del cáncer de páncreas ha sido por lo general de que estos pacientes son demasiado enfermos para hacer esto, pero eso ya no es así. No hay ninguna razón por la que los pacientes no puedan llegar a ser activo, incluso si no han hecho ejercicio antes.

1 comentario

  1. zentria

    14 Noviembre, 2014 a 19:08

    Me apunto este buen consejo para evitar que me pueda suceder algún cáncer de pancreas, que cada vez son más frecuentes en la población, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *