El  cuello uterino es la parte más baja del útero, el lugar en el que crece el bebé durante el embarazo. El cáncer de cuello uterino es una de las neoplasias malignas que se desarrollan en la porción fibromuscular inferior del útero que se proyecta dentro de la vagina. El cáncer cervical o de cérvix uterino es el segundo tipo de cáncer más común en mujeres, causado por varios tipos de un virus llamado virus del papiloma humano (VPH). El virus se contagia por el contacto sexual. El cuerpo de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH. Pero algunas veces, el virus conduce a un cáncer. Si la mujer  fuma, tiene muchos hijos, ha utilizado pastillas anticonceptivas por largos periodos o tiene una infección por VPH tiene más riesgo de que el cáncer se produzca.

La edad media de aparición es entre las 40 y los 45 años, pudiendo aparecer antes también.

Hay más de 70 cepas de virus de VPH, algunos con predilección por el cuello uterino en donde se desarrollan formando verrugosidades y desarrollando el conocido cáncer de cuello uterino.

Una de las mejores maneras de cuidarse de este virus es a través de la vacunación que está disponible en varios países, pero cabe mencionar que dicha vacuna es bastante costosa. Otra alternativa para cuidarse es manteniendo relaciones sexuales con protección, usando métodos de barrera, por ejemplo el condón de látex.

La forma de diagnosticar este cáncer es a través de la técnica de Papanicolaou, este consiste en la extracción de células del cuello uterino con un utensilio especial, que se remite para estudio patológico. El mismo debe realizarse una vez por año en mujeres que se iniciaron sexualmente hasta los 60 años.

1 comentario

  1. maria gonzalez

    18 abril, 2013 a 18:26

    es una emfermedad muy dolorosa que destruye familias completas deveria haver una ley donde fuera gratis todos los procesos de prevencion o en caso de calamidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *