Las estadísticas puede llegar a ser realmente impresionantes cuando se habla de un cáncer del seno, situación en la que se refleja una mayor incidencia de la enfermedad en mujeres no hispanas; bajo este sentido, las mujeres hispanas llevan un menor número en las estadísticas de afección por parte de esta enfermedad.

Lastimosamente contrario a las estadísticas, el índice de muerte por cáncer del seno es inverso, es decir que a pesar de existir una menor incidencia del cáncer del seno en las mujeres hispanas, son estas las que pueden llegar a morir por esta lastimosa enfermedad. Ello se debe a dos situaciones principalmente, mismas que son:

  • Las mujeres no hispanas se realizan exámenes de mamografía cuando el tumor aún es muy pequeño.
  • Las mujeres hispanas se hacen exámenes de mamografía luego de haber pasado la prueba del autoexamen.

¿A qué se debe esta situación del cáncer del seno?

Generalmente las mujeres no hispanas se realizan exámenes de control desde muy jóvenes, siendo éste un factor indispensable para que el tumor sea detectado por medio de una mamografía cuando el mismo se encuentra en un tamaño muy pequeño; debido a ello, estos pequeños tumores tienen una mejor probabilidad de ser eliminados bajo un tratamiento, pudiendo conseguirse una vida sana luego del mismo al evitar el desarrollo del cáncer del seno.

En el caso de las mujeres no hispanas, luego de que ellas han detectado algún bulto por medio del autoexamen, recién se ejecutan una mamografía. Con el autoexamen, lo único que se concreta es que el tumor ya se encuentra con mayor tamaño y por tanto, con una situación muy difícil de sanar por medio del tratamiento simple.

¿Dónde se origina el cáncer del seno?

Para poder explicar esto, debemos mencionar a tres factores principales que en esencia, llegan a conformar parte de la estructura del seno:

  • Las glándulas mamarias. Es el lugar en donde se genera la leche.
  • Los ductos que dirigen la leche desde las glándulas mamarias hasta el pezón.
  • El tejido graso y fibroso que rodea tanto a los ductos como a las glándulas mamarias.

El cáncer del seno puede llegar a originarse tanto las glándulas mamarias como en los ductos, teniendo características invasivas o in-situ en cualquiera de los dos casos.

1 comentario

  1. Pilar Amaku

    18 Octubre, 2012 a 9:44

    Creo que es importante que cada mujer se examine los pechos a menudo mediante palpaciones, muchas veces una anomalía se detecta antes en casa que en una revisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *