La esperanza de vida ha aumentado de forma notable en las últimas décadas gracias al rápido avance de la medicina y a la investigación constante en el ámbito de la salud. La vida implica tiempo puesto que el ser humano nace, crece y muere. A pesar del avance de la medicina, hoy día, todavía existen personas que mueren jóvenes como consecuencia de una enfermedad, diferentes accidentes de tráfico y otras circunstancias. Cumplir años es todo un privilegio de salud, esperanza y de felicidad siempre que se vive en contacto con la verdad del alma y del corazón.

1240468285829

Algunas familias tienen el privilegio de contar con un anciano que ha llegado a celebrar cien años de vida. En ese caso, es importante celebrar por todo lo alto el cumpleaños de la persona mayor de una forma muy especial. Existen muchos tipos de celebraciones: bodas, bautizos, comuniones… Cumplir cien años puede ser una de las mayores fiestas familiares.

De hecho, cumplir cien años es un acontecimiento tan importante que es habitual que veamos en diferentes medios de comunicación algún tipo de noticia relacionada con el caso de un anciano que ha superado los cien años de vida. Una noticia que produce sorpresa pero también esperanza puesto que hoy día, es posible contemplar con admiración los casos de personas muy mayores que tienen una memoria excelente y una perfecta calidad de vida. Ancianos que viven con ilusión y alegría su presente más allá de la nostalgia que sienten por el pasado.

En la sociedad actual, existe una idealización excesiva del poder de la juventud. Una juventud que se equipara con el éxito y con la belleza física. Sin embargo, la sabiduría de las personas mayores es infinita por eso, merecen todo el cariño y el respeto por parte de la sociedad. Afortunadamente, hoy día, algunas personas superan la barrera de los cien años.

1 comentario

  1. irma sanchez

    23 julio, 2012 a 22:32

    MI SUEGRA SI DIOS LO PERMITE EL 18 DE AGOSTO DEL 2012 CUMPLE CIEN AÑOS Y DESEO SUGERENCIA PARA REALIZARLE SU FIESTA DE CUMPLEAÑOS….
    GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *