Conocida desde la época de las dinastías faraónicas, la circuncisión se practica en numerosas comunidades. Pero más allá del carácter ritual, hoy en día es el mejor remedio para tratar la fimosis, es decir la patología que impide la retracción del prepucio sobre el glande.

280px-circumcision_sakkara_3

La circuncisión es una intervención quirúrgica sencilla que consiste en retirar el prepucio en su totalidad (mucosa y piel). Si la excisión sólo concierne a la mucosa del prepucio, se le llama postectomía. Normalmente se realiza por una cuestión de fimosis (un prepucio demasiado estrecho).

Esta anomalía, frecuente en los niños, suele ser congénita. Si está asociada a adherencias del prepucio a la mucosa del glande, la fimosis puede ser responsable de infecciones locales llamadas balanitas. En el adulto, suele ser el resultado de algún tipo de inflamación.

Una enfermedad del prepucio, llamada liquen escleroatrófico (la piel se hace más gruesa y dura, perdiendo su flexibilidad), o una diabetes, pueden conllevar a este tipo de problemas. La fimosis puede ser responsable de ciertos dolores en el momento de la erección.

La operación

En el niño: se trata de una intervención efectuada en el marco de una hospitalización de día. No hay una edad determinada para su realización. Sin embargo, es preferible esperar a que el niño sea capaz de mantener una higiene adecuada.

La operación se efectúa con anestesia general, completada con una anestesia local en los nervios del pene, por una inyección de xilocaína, con el fin de disminuir los dolores postoperatorios inmediatos. Los cuidados tras la operación consisten en limpiar la zona operada con agua jabonosa, y secarla después con cuidado. Aplicar  unas gasas para evitar infecciones, y esto realizarlo durante 8 días. Durante este tiempo está prohibido bañarse.

En el adulto: la operación se efectúa igualmente en el marco de una hospitalización de día. Se puede practicar con anestesia general, pero lo más corriente es que sólo se aplique una anestesia local. La cicatrización dura unas cuatro semanas, y al cabo de este tiempo ya se pueden mantener relaciones sexuales.

1 comentario

  1. joana solis

    14 marzo, 2012 a 2:01

    le practicaron a ni niño la circuncision hace como 7 meses hoy tengo problemas la cabeza del pene tomo un color verdoso no se que hacer.. ya me lo trataron y me dicen qe necesita otro tipo de estudios. que hago aconsejenm por favor estoy asustada!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *