Lo qué está ocurriendo en Haití con el cólera es una vergüenza internacional. Haiti siempre pareció ser un país olvidado, tierra de nadie, dónde conviven las enfermedades, el hambre y la tragedia. Sin embargo, nada ha cambiado, ni siquiera después de haber sufrido el recordado terremoto que causó muchas muertes y destrucciones.

colera-haiti_142

En el país pueden verse los cuerpos de los niños abandonados en las calles de Cap-Haitien, los hospitales llenos de pacientes con diarreas crónicas, la deshidratación y los cadáveres transportados en carretillas.

La epidemia de cólera en Haiti ya ha matado a 1186 personas y dejó a 49418 millones de infectados en un mes.

El italiano Stefano Zannini, director de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Haití, ONG que atiende al 85% de los infectados en el país, hizo una llamada a la comunidad internacional para que se involucren en la problemática y busquen soluciones a la epidemia.

Zannini dice que ninguna de las medidas para contener la epidemia son de carácter médico. Las medidas de prevención se basan en el lavado de manos, tener agua potable y dar un destino adecuado a los cadáveres y excrementos humanos.

Uno de los mayores problemas para contener la propagación del cólera es la falta de higiene básica, lo que podría ser combatido con programas relativamente simples, tales como la distribución de jabón.

Se estima que el 76% de los haitianos vive con menos de 3 dólares por día y que el 50% cuenta con menos de 1 dólar al día. Una barra de jabón cuesta, en tiempos normales, 50 céntimos de dólar, en la mayoría de los mercados. Para los haitianos, decidir entre comprar un jabón o alimento para su familia se ha vuelto un dilema mortal.

Pareciera que para algunos gobiernos el siglo XXI aún no ha llegado a todos los países.

  • La prevención del cólera con la higiene

    El cólera como tal, es una enfermedad realmente peligrosa, con la que hay que tener mucho …
  • Que es el colera

    La enfermedad del cólera genera una infección considerada grave en la parte inferior del i…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *