Las empresas han añadido colorantes artificiales durante mucho tiempo a un gran número de productos, incluyendo alimentos, golosinas, bebidas, pastas de dientes y champú. Lo hacen porque estos tintes son más baratos, más estables y más brillantes que la mayoría de los colorantes naturales. Sin embargo ¿qué tan seguro son estos productos químicos? ¿Podrían estar poniendo en riesgo a tu familia?

colorantes

Mediante la adición de tintes y colorantes en los alimentos y una variedad de productos, las empresas pueden hacer que se vean más sabrosos o atractivos para los consumidores. Las empresas han confiado en esta técnica por años con el fin de ahorrar dinero y vender más productos.

Durante siglos, se han utilizado colorantes naturales a partir de ingredientes naturales para agregar color a alimentos, ropa y otros productos. Durante el siglo 20, los científicos comenzaron a formular los colorantes sintéticos, derivados del alquitrán de hulla y otras alternativas. Esto se hizo con el fin de reducir los costos y evitar posibles toxinas de algunos de los compuestos naturales, tales como el mercurio, el cobre o arsénico.
Sin embargo, la seguridad de esta técnica ha sido cuestionada. Estos ingredientes sintéticos han demostrado tener su propio montón de problemas. Algunos afirman que estos colorantes son tóxicos – posiblemente lo suficientemente tóxicos como para causar cáncer. Mientras que algunos de los colorantes se han prohibido en los Estados Unidos, siete tintes permanecen en la lista aprobada por la FDA para su uso en el país. Estos colorantes alimentarios incluyen azul N º 1, azul n º 2, verde N º 3, rojo N º 3, rojo N º 40, amarillo N º 5 y amarillo N º 6.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *