Trabajo, vida familiar, transportes… Las causas del estrés son numerosas. Pero los efectos suelen ser los mismos: nerviosismo, irritabilidad, insomnio, dificultades para concentrarse. Para salir de este círculo vicioso del estrés, la fitoterapia propone diferentes remedios.

4510984362

Existen muchos tratamientos para combatir el estrés. Pero la fitoterapia es el método más natural. El poder de las plantas puede ser explotado como alternativa a los tratamientos médicos, que a veces tienen efectos secundarios nefastos.

La fitoterapia incluye muchas plantas que ayudan a luchar contra las tensiones. Cada una ofrece una respuesta específica a los diferentes tipos de estrés.

Plantas para dormir

Cuando el organismo está estresado, se hace muy difícil conciliar el sueño. Sin embargo, la fatiga favorece el estrés, por lo que resulta muy complicado salir de este círculo vicioso. En este caso, existen plantas que pueden ayudarnos a recuperar el sueño nocturno.

Entre las diferentes plantas que existen en la naturaleza, la passiflora y la valeriana son las mejores indicadas para combatir el insomnio.

Los desarreglos del sueño se pueden tratar gracias a unas infusiones a base de tila, verbena y manzanilla. Más atípica es la amapola, que presenta diversas propiedades relajantes, y que ayuda a recuperar un sueño profundo. Este tratamiento está muy indicado para niños que suelen tener pesadillas nocturnas. Menos conocida es la amapola de California, con propiedades como inductor del sueño.

El estrés puede poner nuestra vida patas arriba. Para impedir que esta situación se instale, es importante que reaccionemos desde los primeros síntomas. Utilizando las virtudes naturales de las plantas, la fitoterapia permite que se eviten ciertos tratamientos más agresivos, y a los que el organismo suele acostumbrarse rápidamente.

Además de ser naturales, estos compuestos pueden interactuar con otros medicamentos. Es bueno tener la opinión de un especialista antes de mezclarlos.

Si los síntomas persisten, consultad a médico para descartar otro tipo de problemas más graves como la depresión, que también puede tratarse desde un principio a base de fitoterapia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *