Hoy en día muchas personas trabajan lejos de casa o tienen poco tiempo para la comida lo que implica que pasen tengan que comer afuera y piensan que es prácticamente imposible llevar una dieta sana con el fin de perder peso. La realidad es que esto es sólo un mito, ya que recientemente la Fundación Española del Corazón mediante uno de sus miembros, la doctora Petra Sanz, presentaron algunos consejos muy útiles para aquellas personas que tengan que comer fuera de sus casas a diario y puedan perder peso.

comidafuera

Hay que destacar que normalmente cuando uno sale a comer afuera come más cantidad y alimentos que contienen una cantidad mayor de grasas animales saturadas, y además se suele tomar un buen postre delicioso pero que seguramente tiene muchos azucares.  Esto está bien cuando se sale a comer una vez puntual, momento en el cual uno debe darse sus lujos, pero no cuando se come a diario en restaurantes, ya que no resulta para nada saludable.

Es por esto que el primer consejo de la Fundación Española del Corazón consiste en elegir restaurantes diferentes que tengan en cuenta el bienestar de sus clientes, en donde se sirvan más verduras, frutas y legumbres, es decir, los denominados “menús verdes”.

Una vez que se halla elegido el restaurante apropiado, la siguiente recomendación de la doctora Sanz es exigir el uso de aceite de oliva para condimentar los alimentos (pero sin pasarse, no más de 6 cucharadas), comer comidas al vapor, al horno o a la parrilla en lugar de fritas y evitar el exceso de sal. Además de todo esto, si padeces de alguna enfermedad específica, lo mejor es que ajustes tu dieta a la misma.

Si comemos en un restaurante, una buena opción puede ser pedir dos primeros, que generalmente suelen ser ricos en hidratos de carbono y fibra. Los segundos con frecuencia contienen bastantes grasas. Cuando comas fuera intenta no abusar del alcohol, una sola copa de vino es beneficiosa, más no es aconsejable, ya que además de tener muchas calorías, el alcohol hace que perdamos un poco el control de lo que comemos, por lo que se tiende a comer algo más. Por último, si alguna vez ha cometido el fallo de comer demasiado en la comida recuerde compensarlo luego con una cena ligera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *