Diferentes estudios han demostrado que algunas de las patologías más comunes en los países desarrollados, como los problemas cardiacos, la hipertensión arterial, la osteoporosis, la diabetes, la obesidad o los trastornos digestivos, pueden estar directamente vinculadas a los hábitos alimenticios y nutricionales de las personas.

comer-bien

“Una nutrición adecuada es la que encuentra un equilibrio entre el aporte necesario de nutrientes y calorías y las necesidades de cada persona: -señala González Zorzano, asesor médico-. Puesto que no existe ningún alimento que reúna todos los nutrientes esenciales para nuestro organismo, la clave de una alimentación sana y equilibrada consiste en incorporar una amplia variedad de alimentos a nuestra dieta diaria y semanal”.

Para ello González Zorzano recomienda planificar un menú semanal equilibrado y variado; establecer horarios de comida regulares y realizar cinco comidas al día, de las cuales el desayuno de ser fuerte y la cena ligera. Del mismo modo, aconseja beber entre uno y dos litros de agua diarios: moderar el consumo de alcohol; evitar las grasas saturadas, las harinas refinadas y los azúcares, la sal y cocinar sano.

El asesor médico, no olvida tampoco el importante papel que pueden jugar los farmacéuticos y medicos en este plan de alimentación sana y recomienda consultarlos y pedir su asesoramiento en materias como los complementos alimenticios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *