Los niños y adolescentes que reportaron comer en exceso, o comer por atracón, eran más propensos a comenzar a fumar marihuana y usar otras drogas, según un nuevo estudio basado en encuestas realizadas a cerca de 17.000 jóvenes.
Los atracones de comida también estaban vinculados a un mayor riesgo de depresión y sobrepeso u obesidad, según encontraron los investigadores.

atracon

 

Los médicos y los padres deben ser conscientes de que tanto comer en exceso como comer por atracón son conductas muy comunes en los adolescentes, y estos problemas los ponen en riesgo de otros problemas, como el uso de drogas.
Cuanto antes se pueda detectar quién está en riesgo, más capaces serán los profesionales de salud de prevenir el inicio del consumo de drogas.
El tratamiento con un dietista o terapeuta podría ayudar a evitar problemas en el futuro.

El equipo de investigación utilizó datos de un gran estudio realizados a 16.882 adolescentes y niños, que inicialmente se encontraban entre las edades de 9 y 15 años, quienes completaron cuestionarios relacionados con la salud cada uno o dos años entre los años 1996 y 2005.
En cualquier punto durante ese tiempo, hasta el 1% de los varones y el 3% de las niñas dijeron que comían por atracón con regularidad. Y esta conducta era más frecuente en aquellos niños que comían de más.

Durante el período de estudio, el 41% de los jóvenes comenzó a consumir marihuana y el 32% utilizó otras drogas ilícitas. Los niños y adolescentes que informaron comer en exceso en las encuestas eran 2,7 veces más propensos a comenzar a usar marihuana u otras drogas, y los comedores compulsivos fueron 1,9 veces más propensos a tomar medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *