La dispepsia se genera debido a digestiones pesadas, se presenta con molestias gástricas o intestinales, acidez de estómago, ardor y dolor abdominal. Son por lo general el resultado de comidas abundantes, excesos de salsas, abuso de alcohol, café y tabaco.

Los síntomas más comunes son la sensación de plenitud gástrica, el dolor de estómago después de comer, distensión estomacal, nauseas, eructos, presencia de acidez, ardor y dolor detrás del pecho, ocasionado por el ácido gástrico que sube hacia la boca, signo conocido como reflujo gastroesofágico y que se manifiesta por ardor o pirosis.

Entre los diferentes remedios caseros que se pueden encontrar en la medicina natural el hinojo es una de las plantas más recomendadas para el tratamiento de este tipo de trastorno, se debe a que está compuesto  por un aceite esencial que estimula los movimientos peristálticos de la digestión y además es un excelente depurativo del organismo, ya que limpia de toxinas resultantes del exceso de alimentos y alcohol.

hinojo dispepsia

Se puede preparar una infusión de hinojo, para realizarla se necesita 25 gramos de hinojo y medio litro de agua, se hierve el agua y cuando entre en ebullición se añade  y se deja en el fuego durante cinco minutos. Pasado ese tiempo, se retira del fuego y se deja en reposo tres minutos, se cuela, se deja en enfriar y luego se consume posterior a cada comida.

También puede realizar una infusión de manzanilla, se debe consumir tibia para facilitar la actividad de la musculatura intestinal. O asimismo la infusión de laurel, preparada con hojas frescas de la planta, esta se bebe después de las comidas, ya que acelera la digestión lenta.

Para evitar la dispepsia, se aconseja comer con más frecuencia y con moderación, se debe evitar consumir picantes, y condimentos muy fuertes, y es importante eliminar el consumo de café, tabaco, y alcohol para poder  reducir los malestares.

1 comentario

  1. felipe

    27 marzo, 2015 a 23:03

    Otra es ingerir con un poco de agua 6 gotas de sangre de grado al acostarse y al levantarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *