Es sabido que los consultorios de los médicos desbordan de personas que comentan sus problemas de concentración y cómo estos suelen provocarles importantes problemas, algunos de ellos muy graves, en el cumplimiento de sus actividades y responsabilidades de estudio, de trabajo y domésticas.

Los problemas de concentración son un síntoma de muchas posibles enfermedades, afecciones o simplemente hábitos de vida que no funcionan para nuestro cuerpo. Desde el clásico estrés a problemas de sueño, los problemas de concentración pueden causarnos problemas muy desagradables.

 

Por estas razones, compartiremos con ustedes algunos consejos para poder mejorar la concentración. Comencemos!

 

Cómo mejorar la concentración?

 

1. Espacios de trabajo

 

Muchas personas utilizan los mismos espacios de trabajo también como lugares de entretenimiento. Si, por ejemplo, utilizas una habitación de tu casa como un estudio de trabajo, en el cual, por ejemplo, te preparas para tus exámenes y al mismo tiempo miras la televisión y te reúnes con amigos, confundirás a tu cerebro y te resultará difícil concentrarte.

 

En cambio, procura asignar distintos espacios para cada grupo de actividades. Por ejemplo, cambia ese espacio por un lugar tranquilo, en el que puedas dedicarte casi exclusivamente a tus tareas que requieran de ti una mente concentrada y activa, sin distracciones que te molesten.

2. Distracciones

 

Muy bien. Ya tenemos nuestro lugar especialmente diseñado para que podamos concentrarnos. Perfecto? Ahora, nos planteamos la siguiente situación: el teléfono no para de sonar, el timbre suena todo el tiempo, nuestro amigos van a visitarnos en distintos horarios, nuestra casilla de correo explota de mensajes y nosotros allí: sin todavía poder estudiar. Qué podemos hacer?

 

Si vamos a decidirnos a realizar alguna tarea para la que necesitemos concentrarnos, tenemos que intentar eliminar todas estas distracciones. Apaga el teléfono móvil, no consultes tus correos electrónicos y avísale a tus amigos que estarás ocupado/a en ese momento.

 

De esta manera, podrás sólo dedicarte a lo que tienes que hacer y cumplir mucho mejor y con más capacidad.

 

3. Descanso

 

Por último, nos vamos al otro polo. Podemos concentrarnos duro durante muchas horas, pero no alcanzaremos un resultado óptimo si no descansamos en lapsos medios. Procura descansar al menos 10 minutos por cada hora de fuerte trabajo mental. Puedes salir al aire libre, tomarte un vaso con agua, mover tus brazos o hasta hacer ejercicios de estiramiento. Pero siempre acuérdate de detenerte por cada hora de esfuerzo.

2 comentarios

  1. Cristina

    13 febrero, 2012 a 22:11

    por mi propia experiencia personal, debo decir, por lo mal que lo he pasado, que una de las principales causas de mala concentración es el HIPOTIROIDISMO mal tratado…..¿cómo es posible que antes del hipotiroidismo me concentrara para todo, y llegase a sacar estudios superiores, y al tener un hipotiroidismo no tratado durante años, mi concentración se fue a pique???….con el eutirox, recuperé algo de concentración, pero nada similar a mi concentración natural, y SANA…..a menudo son los médicos los que no se concentran, no prestan mucha atención, y no caen en la cuenta, de que muchas cosas que no se ven, pero están a la orden del día, son causa de una mala vida para los pacientes…personas al fin y al cabo…..

  2. Palacio Lidia

    15 febrero, 2012 a 1:40

    también tengo hipotiroidismo, y me cuesta muchísimo concentrarme, estudio y es una odisea.por la falta de concentración y lo tildada que estoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *