El ser humano a veces se deja llevar por el egoísmo. Sin embargo, existen circunstancias en la vida en las que una persona descubre la importancia de estar al cuidado de otra. Por ejemplo, esto sucede cuando alguien tiene que estar al tanto de un familiar enfermo. Pero de forma positiva también sucede ante una noticia tan agradable como la maternidad. De hecho, cuidar a un hijo es una labor inherente a cualquier madre puesto que una madre más allá de la edad tiene un instinto de protección extremo hacia sus hijos.

Cuidar a un hijo es una tarea excelente que fortalece la alegría, además, también refuerza el nivel de inteligencia emocional. Una madre siempre sonríe más fácilmente cuando está con su hijo puesto que un niño regala optimismo, además, también representa el estado de inocencia puro.

Cuando una mujer cuida a su hijo debe de hacer un esfuerzo por reafirmar al pequeño, es decir, por ayudarle a ser él mismo. De este modo, es esencial buscar tiempo para compartir en común, realizar actividades que sirvan para tal fin, y medios para que los niños estén ocupados.

Por otra parte, un niño necesita una protección importante a nivel emocional. Es decir, necesita sentirse protegido y respetado. Por otra parte, cualquier madre debe de dar importancia al mundo del pequeño, debe interesarse por cómo le van las cosas, hacer caso de aquello que le preocupa.

Por supuesto, la figura paterna es fundamental en el cuidado del hijo pero hoy estamos prestando una atención especial al vínculo afectivo que existe entre una madre y su hijo. Un vínculo afectivo que queda reflejado de forma positiva en el cordón umbilical. La relación madre e hijo remite a un nexo de unión mágico para cualquier mujer y también para cualquier bebé. El amor es la mejor receta de felicidad para el ser humano.

2 comentarios

  1. manuel

    20 septiembre, 2012 a 23:35

    como hacer q me quiera y yo le agrade a el niño

  2. KARLA

    11 octubre, 2013 a 23:21

    QUE PADRE YO QUIERO SABER COMO PUEDO CUIDAR A UN BEBE ESTOY EN 6TO GRADO POR ESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *