Más de la mitad de la población adulta sufre dolor de cuello a lo largo de su vida, donde las estructuras culpables del dolor son las vértebras, nervios y músculos. Puede presentarse dificultad para mover el cuello, hormigueo u entumecimiento, que se extiende hacia las extremidades superiores.  El problema es que se presionan los nervios de la zona; aunque hay que decir que las molestias cervicales también pueden proceder de zonas cercanas al cuello, como la cabeza, la mandíbula o los hombros.

dolorcuello-2

Las causas más comunes  y frecuente es pasar demasiadas horas frente al ordenador, dormir en una posición incómoda, o tomar una postura incorrecta al escribir. Las actividades cotidianas suelen ser mayoritariamente las responsables del dolor cervical común, debido a una tensión muscular y suele aliviarse con analgésicos, y remedios locales como aplicar frío o masajes y prevenir con ejercicios cervicales.

 

Cuando padece un dolor cervical puedes hacer lo siguiente:

 

 

–  Siéntate en una silla firme, que te proporcione un buen soporte para tu cuello y espalda, usa una almohada o toalla, puedes colocar en la base de tu espalda, que alineará mejor tu columna.

 

– Tómate un descanso, para que tu columna pueda relajarse, especialmente si pasas mucho tiempo sentado. Da un pequeño paseo, que ayudará a estabilizar tu columna.

 

– Especialmente cuando se siente rigidez, aplica hielo en la zona dolorida, ayuda a relajar la zona y a bajar la inflamación.

 

–  Después de que el hielo haya reducido cualquier inflamación presente, el calor será un buen calmante,  puedes tomar una ducha de agua caliente sobre la zona, o aplicarte una manta eléctrica.

 

–  Se recomienda que uses una fricción que te dé calor, como una  crema calmante o ungüento.

 

–  Puedes tomar aspirina o ibuprofeno, dos o tres veces al día,  que  colaboran al  reducir la inflamación y dolor,

2 comentarios

  1. paula

    28 Febrero, 2013 a 3:44

    quiero saber mas

  2. yamila

    19 Enero, 2016 a 15:45

    Gracias esto va a ayudarme un montòn , la verdad es que lo necesitaba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *