Este artículo será el último de la serie de artículos acerca de la depresión y los síntomas asociados. A lo largo de esta serie, hemos hablado acerca de la definición concreta de la depresión, diferenciándola de las simples sensaciones de tristeza, angustia, apatía y demás, siendo todos estos elementos, características del estado depresivo. Precisamente, en el artículo anterior, la parte 2 de este informe, hemos comenzado una breve lista explicativa acerca de los síntomas de la depresión, con la intención de que las personas que duden acerca de su condición, puedan identificar algunos de los elementos que hacen a una persona depresiva, según el diagnóstico médico general.

Continúa de la parte anterior…

cb037965

3. Pérdida o aumento de peso

 

La fluctuación de peso es un elemento común en la vida de las personas que atraviesan estados depresivos. Algunas personas, cuando se sienten deprimidas, tienen la costumbre de comer más y alimentos de peor calidad, provocando mayores riesgos sanitarios. Por el contrario, otras personas, cuando se sienten tristes y abatidas, tienen la costumbre de comer menos, y no comer en casos extremos. Es importante, como medida de control, intentar seguir una dieta especial si nos sentimos depresivos y respetarla de forma absoluta.

 

4. Dificultades para dormir

 

Por último, este es otro elemento muy común relacionado a los estados depresivos. Muchas personas que se encuentran deprimidas, suelen tener dificultades asociadas a la conciliación del sueño o, contrariamente, a un exceso de horas dormidas diarias. Existen muchas medicaciones, fármacos y naturales, para controlar este síntoma, mejorando sustancialmente la calidad de vida de la persona.

 

Otros síntomas de la depresión:

 

  • . Disminución de la energía y fuerza física
  • . Baja autoestima
  • . Voz de bajo volumen
  • . Problema de socialización
  • . Desesperanza
  • . Ideas de suicidio

1 comentario

  1. Jose Antonio Robledo

    21 septiembre, 2013 a 0:54

    Estoy de acuerdo contigo, sólo un matiz: a veces los estados depresivos se asocian al síntoma contrario: la euforia.
    En ese caso podemos estar ante un trastorno bipolar, en cuyo caso hay que tener mucho cuidado con la dosis del bloqueante de la recaptacion de la serotonina.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *