En otro artículo hemos hablado sobre el VPH  (Virus del Papiloma Humano) Y sus diferentes manifestaciones. En este queremos contarte acerca de los modos de detección de la enfermedad y, lo que es más importante aún, los métodos para prevenirla.

gto-virus4-2

En la mayoría de los casos, la infección por el VPH no presenta síntomas. El virus puede estar alojado en el cuerpo por un largo tiempo sin manifestarse, aunque puede ser transmitida. Puede entrar en aciones en determinadas situaciones como el embarazo o estrés, cuando las defensas del cuerpo disminuyen.

Las mujeres pueden sentir un ligero escozor o experimentar dolor durante el coito. Sin embargo, lo más común es que no note ningún cambio en su cuerpo.

El diagnóstico de sospecha de HPV es a través de las pruebas de Papanicolaou o la colposcopía y el diagnóstico definitivo se realiza a través de una biopsia del área sospechosa. También hay pruebas que identifican el tipo de virus y si son cancerosos.

Una vez detectado, y si se está causando un perjuicio específico, las células infectadas por el VPH deben someterse a la destrucción química o física. En sus primeras etapas, las enfermedades causadas por el VPH pueden ser tratadas con éxito en el 90% de los casos, evitando que el paciente tenga más complicaciones en el futuro.

El VPH puede ser controlado, pero todavía no hay cura para el virus, por lo que el paciente debe someterse a un seguimiento sistemático por parte de un especialista.

La mejor arma contra el VPH es la prevención y hacer un diagnóstico temprano.

Métodos de prevención:

– Mantener cuidados higiénicos.

– Tener una pareja estable o reducir el número de parejas.

– El uso de condones en todas las relaciones sexuales.

– Visitar a un ginecólogo regularmente para hacer todos los exámenes de prevención.

– Es importante que la pareja de la persona infectada también vea a un médico para ver si tiene el virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *