Los niños necesitan adquirir hábitos alimentarios y pautas básicas en torno a la alimentación con el fin de establecer un correcto aprendizaje infantil y sentar las bases de su nutrición para el futuro.

Las pautas básicas que deben aprender a la hora de comer, afectan principalmente al entorno, los horarios y el modo en que transcurre el acto de la alimentación.

habitosalimnetarios

 

Horarios

  • Teniendo en cuenta las necesidades del niño, deben establecerse horarios rigurosos.
  • El niño los interiorizará y adquirirá el hábito de comer a sus horas.
  • Si es correcto, cuando ocasionalmente se interrumpa, no afectará a su continuación.
  • Los horarios también están condicionados por las costumbres del país. No obstante la pauta habitual suele constar de cuatro comidas: desayuno, comida o almuerzo, merienda y cena.

 

Entorno

  • La comida debe hacerse siempre en el mismo sitio.
  • El niño se familiariza con los utensilios (servilleta, cuchara, plato, etc…) y  el lugar donde se guardan, y los asocia al momento de las comidas.
  • En función de su edad podrá realizar tareas que tengan que ver con la preparación de la mesa.

 

Comportamiento

  • Conviene avisar al niño cuando falte poco tiempo para iniciar una comida.
  • Establecer un ritual previo: colocarse la servilleta, lavarse las manos, llenar los vasos, etc…
  • Una vez sentados no hay que hacerles esperar mucho por la comida.
  • Hay que terminar de comer antes de levantarse.
  • Puede colaborar en la recogida de los enseres al terminar, en función de su edad.
  • Fomentamos la participación y contribuimos a que se sienta responsable.

 

 

Las pautas alimentarias y las rutinas fortalecen la seguridad y la autoestima del niño, y previenen conflictos como rabietas y discusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *