Muchas personas son propensas a sentirse irritables o de mal humor. Esto puede deberse a distintas causas, desde causas genéticas y biológicas a hábitos de vida no convenientes o no satisfactorios, por decirlo de alguna manera. Sin embargo, existen algunas prácticas sencillas que podemos, valga la redundancia, practicar para evitar sentirnos de mal humor.

 

En este artículo, hablaremos acerca de algunas de ellas y, sobre todo, queremos compartir con ustedes ¿Qué es lo que hacen para controlar el mal humor? Comencemos!

malhumor

¿Cómo evitar el mal humor?

 

1. Técnicas de relajación

 

No es novedad. Existen muchas técnicas de relajación, desde técnicas de respiración, yoga, pilates a meditación trascendental, las cuales ayudan a las personas a aliviar tensiones y relajarse.

 

Están comprobados los efectos que tienen estas técnicas en relación a la disminución del estrés y la ansiedad, mejora del sueño, estabilidad del estado de ánimo, etc.

 

Procura encontrar la que va contigo y practícala con frecuencia hasta lograr los resultados que buscas. Trata de ser constante aunque te cueste al principio, incorporar la técnica como parte de tu rutina.

2. Piensa y después habla

 

En los momentos en los que sabemos que estamos de mal humor, una buena idea es tratar de pensar antes de hablar lo que decimos. Todo lo que hacemos parte de nuestra percepción. Si sabemos que nuestra percepción está afectada por el mal humor, nos conviene pensar lo que decimos y cuáles son sus repercusiones.

 

No puedes permitirte tener un problema con tu jefe en el trabajo por un día de mal humor. Verdad?

 

3. Distráete

 

Las distracciones son fundamentales para restarle importancia al mal humor y a la irritabilidad.

 

No le des más trascendencia de lo que tiene y trata de olvidarte de que te sientes así.

 

Por último, ¿cómo haces tú para evitar el mal humor?

 

1 comentario

  1. Perlila2001

    19 Enero, 2012 a 0:06

    Ententar pensar en todo lo bueno que hay en mi vida que no es poco,sobretodo pensando en los malos momentos que he tenido que no son pocos y el provecho que le he sacado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *