El riesgo de contagio mediante una transfusión sanguínea es prácticamente inexistente hoy por hoy, puesto que antes de una donación es obligatoria la prueba de detección.

sida

Consumidores de drogas

Nunca debe prestar, ni tomar prestadas las jeringuillas. Las jeringuillas desechables son de libre venta en las farmacias.

Desinfectar las jeringas de vidrio con alcohol, agua hirviendo o en su defecto con lejía.

 

Profesionales de la salud

  • Colocar las agujas usadas en un frasco especial
  • Emplear guantes en todo momento para cualquier actividad que requiera contacto con la sangre.
  • Lavarse las manos antes y después de cada manipulación.
  • Especial precaución en el parto de mujeres seropositivas con gafas protectoras mascarillas y batas impermeables.
  • Limpiar las manchas de sangre con una disolución de lejía.
  • Informar del accidente en caso de pinchazo accidental. Limpiar la piel con alcohol de inmediato.

 

Puesto que el mayor riesgo se da a través de fluidos como las secreciones genitales y el esperma, la mejor prevención continúa siendo el uso de preservativo en las relaciones sexuales.

La información es clave. Tanto para la pareja como para el propio afectado.

 

En general, llevando una vida sana, evitando los contactos sexuales sin protección, prácticas con parejas múltiples y administración de drogas por vías intravenosas, las posibilidades en cuanto a protección aumentan.

 

Recuerde que el hecho de ser seropositivo, es una acepción referida a un estado, no a la enfermedad. No está necesariamente afectado ni significa que lo estará en un futuro. Quiere decir que:

  • Ha estado en contacto con el virus del Sida.
  • Ha desarrollado anticuerpos contra el mismo.

Es portador del virus y potencialmente puede contagiarlo mediante intercambios de sangre, relaciones sexuales sin protección, y en caso de embarazo, al niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *