Se trata de una enfermedad de orden frecuente en que los bronquios sufren una inflamación, a consecuencia de la cual se produce una estenosis y el aire no pasa a los pulmones.

Las personas que padecen asma tienen dificultades para respirar cuando sufren la inflamación repentina de los bronquios. Estos son más sensibles que los de otras personas a determinadas sustancias o irritantes que permanecen en el aire.

Los alérgenos más habituales son los ácaros del polvo, el polen, el moho, o la piel y el pelo de los animales

Es habitual que en una familia haya más de un caso de asma.

asma

Consejos generales

  • Ante todo no fume.
  • Lleve el teratamiento indicado de prevención.
  • Use aparatos eléctricos para reducir la humedad del ambiente si es su caso.
  • No se exponga a ambientes cargados.
  • Tenga cuidado con el aire frío y con los sprays de productos domésticos

 

Problemas con los ácaros.

  • Quite de su dormitorio alfombras, tejidos, moquetas, cortinas, que puedan acumular polvo.
  • Utilice edredones de tipo acrílico en vez de mantas.
  • Limpie el polvo con un paño húmedo y el suelo con aspirador con el fin de no levantar polvo en la atmósfera.
  • Utilice fundas antiácaros para el colchón y la almohada y cambie la ropa de cama dos veces a la semana lavándola con agua caliente.

 

Problemas con el polen

  • Evite salir al campo en primavera.
  • Cuando viaje no baje las ventanillas del coche. Utilice filtros para el aire acondicionado.
  • Una vez ventilada la casa cierre puertas y ventanas.

 

Problemas con los hongos

  • No frecuente los bosques húmedos en otoño.
  • Ventile las zonas húmedas y oscuras que pueda haber en su casa.
  • Emplee pintura antimoho para parades.
  • No ponga plantas en el interior.

1 comentario

  1. ingrid salzmann

    29 Octubre, 2014 a 22:30

    muy buena la informaciön para aprender muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *