Algunas personas argumentan que siempre tienen hambre y que, por ese motivo, no pueden dejar de comer, lo cual trae como consecuencia un aumento notable de peso, y mucha dificultad para bajar esos kilos de más.

Es importante poder descubrir qué es lo que empuja a las personas a recurrir a la nevera a cada rato y aprender a controlar el hambre imaginario, ya que, de lo contrario, el peso se disparará y será difícil poder reducirlo.

Las razones por las que se puede comer de manera constante y sin tener hambre real son muy variadas y muchas veces insospechadas. Varios estudios demostraron que solo una hora más de luz natural al día reduce la necesidad de comer alimentos calóricos. También establecieron que la luz eleva la producción de serotonina, un neuro transmisor que regula el humor y evita que se descontrole el apetito.

hambre

Se debe tener mucho cuidado con el aspartamo, este es un conocidísimo edulcorante acalórico que se encuentra en muchos productos y, aunque se considera seguro para la salud, puede provocar dolores de cabeza, problemas gastrointestinales y también abre el apetito.

Se tiene que evitar el consumo de glutamato monosódico, este aminoácido esencial interviene en la regulación del hambre y la saciedad. Cuando se lo toma a través de los alimentos proteicos, las dosis son equilibradas y saludables, pero el problema es si se ingiere en forma de aditivo alimentario, es importante leer bien las etiquetas de los productos que se toman.

Muchas veces se confunde la necesidad de beber con el hambre, lo cual provoca que se acabe comiendo de más cuando en realidad lo que requiere el cuerpo para funcionar es agua y no alimento sólido.

En caso de ayunar o comer grasas y azúcares a media mañana se notará una decaída y para compensarlo se tendrá tendencia a comer alimentos muy calóricos. Hay que tener alimentos apetecibles a la vista o ver cómo se preparan puede empujar a que se los consuma sin más aunque no se tenga hambre.

La falta de descanso reduce los niveles de leptina y eleva los de grelina y cortisol, que son hormonas relacionadas con el apetito, y cuando se estás estresado se libera más cortisol, que genera hambre.

Entre algunos consejos importantes se debe masticar bien, esto favorece la digestión ya que los alimentos llegan mucho más triturados al estómago, y el órgano tiene menos trabajo. Hay que tener en cuenta que la sensación de saciedad suele producirse unos 20 minutos después de comenzar a comer, por lo cual si se mastica rápido y se come tenso se puede llegar a engullir hasta el doble o el triple de lo que realmente se necesita.

Hay un hambre que se llama emocional y que en muchas personas se dispara cuando pasan periodos de stress o cuando están tristes y bajas de ánimo. Normalmente esto lleva a comer sin medida alimentos muy calóricos aunque ya se esté saciado. Para no llegar a este extremo, se debe seguir una dieta equilibrada, rica en alimentos que contengan vitamina B6, ácido fólico y triptófano.

Para evitar comer más de la cuenta, se puede probar con beber agua antes de las comidas,  la ingesta de líquido produce sensación de saciedad, por ese motivo si se toma un vaso antes de comer o cuando se siente ganas de comer algo entre horas contribuye a reducir la cantidad de alimentos que se ingieren y, en consecuencia, las calorías.

Caminar  ayuda a adelgazar, y si se lo hace por la mañana activa el metabolismo, con lo que quema calorías más rápido y ayuda a perder el peso sobrante. Existen estudios que aseguran que una buena caminata genera el mismo placer que tomar un onza de chocolate, con lo cual se come menos y cuando se vuelve a comer se consume lo justo y necesario.

4 comentarios

  1. GRETA SEMINARIO

    8 octubre, 2014 a 17:36

    ESTUPENDO ARTICULO! ES UN ESPACIO NECESARIO EN ESTAS EPOCAS EN QUE EL STRESS Y LA ANSIEDAD , ESPECIALMENTE EN LOS JOVENES.. HACEN QUE COMAN DEMASIADO! GRACIAS POR SUS CONSEJOS .. SPMRE ESTOY CON UDS… POR FAVOR NO NOS DEJEN SIN SUS SABIOS CONSEJOS.

  2. sobeida abreu

    8 octubre, 2014 a 18:38

    Me fascino todos estos articulos y me ha servido de mucho. Muchas gracias

  3. jose miguel

    9 octubre, 2014 a 23:44

    Súper!!! Necesitamos mucha información sobre la alimentación
    Muchas gracias

  4. José Fdez

    11 octubre, 2014 a 10:59

    Excelente artículo. Lo divulgare por mis redes sociales porque creo que merece la pena estar informado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *