Las fobias son un miedo agravado, la sensación de que esa amenaza puede llegar a causarnos un mail devastador, tanto así como que el paciente llegue a creer que la propia muerte pueda ser causada por ese factor de miedo. Lo que este tipo de temor tiene de diferente respecto a un miedo común son las siguientes características.

manejar-fobias

En primer lugar se trata de un terror totalmente desproporcionado al terror que provoca, eso quiere decir que efectivamente se trata de un miedo mucho mayor al que se condice con el real. La persona que sufre la fobia no hace caso a explicaciones razonables, solo sabe que eso sucede, sabe que tal vez no hay un fundamento lógico para ese miedo pero poco le importa, lo único relevante es escapar a esa amenaza.

La fobia no permite que el paciente tenga control sobre la misma, al menos cuando está en plena ejecución. Es decir si la persona está padeciendo fobia en determinado momento no puede decir basta y continuar como si nada sucediera, está fuera de sus manos el manejos de esos miedos en su cabeza. Por último la característica final de las fobias es que induce al sujeto a una posición defensiva casi constante en la que busca evitar las situaciones en la que puede llegar a ser sometido por ese temor.

Las fobias no son provocadas simplemente por un alimento en mal estado en nuestro estómago o por una mal formación celular, se trata de un déficit mental que debe ser tratado como tal, a través de psiquiatras y psicólogos profesionales. Puede ser heredado genéticamente, tal vez la fobia a las arañas o serpientes fue adquirida por su madre, la que también tenía el mismo problema. O la otra posibilidad es la influencia cultural y familiar a forjar, desde que el paciente es pequeño, un miedo infundado pero difícil de manejar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *