Mediante las relaciones sexuales determinadas infecciones pueden transmitirse de una persona a otra. Sus síntomas son variados, y abarcan desde secreciones como mucosidad o pus a través de la vagina o del pene acompañadas de escozor o picor, hasta úlceras genitales.

El contagio también puede consistir en parásitos como piojos o incluso sarna.

Tenga en cuenta que existen otras enfermedades cuya evolución compromete a todo el organismo como el sida o determinadas hepatitis que también pueden transmitirse mediante el contacto sexual.

sexoseguro

Recomendaciones

  • Es importante estar informado sobre los riesgos de determinadas relaciones sexuales: desde los riesgos de embarazo no deseado, pasando por enfermedades o incluso maltrato o abuso sexual.
  • Es mejor evitar el alcohol o las drogas en los contactos sexuales, ya que estas sustancias pueden hacer bajar la guardia y dar pie al olvido de las medidas de precaución.
  • Recuerde que la práctica sexual más arriesgada es el coito sin el uso de preservativo, ya sea vaginal o anal.

 

Consideraciones sobre el uso del preservativo

  • Es mejor utilizarlo de látex y asegurarse de que no esté caducado
  • Nunca reutilice un preservativo.
  • Guárdelos en lugares grescos y secos, lejos de la luz
  • Si el preservativo se rompe durante la relación sexual, debe retirarse de forma inmediata y sustituirlo.

 

Si usted sospecha que ha estado expuesto a una enfermedad sexual, consulte a su médico sobre la mejor forma de prevención, incluso si no tiene síntomas. De igual manera si está embarazada o si descubre úlceras, escozor o picos en la zona genital que esté fuera de lo normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *