Lo empleamos para tratar pequeñas lesiones que sobrevienen en el área doméstica, aliviar dolencias leves cuando no hace falta acudir al médico, o reunir y clasificar las medicinas que forman parte de nuestro tratamiento.

Como-preparar-un-botiquin-casero

Hay que tener en cuenta que la mayoría están destinados a aliviar síntomas, no a curar las enfermedades. Cuando los síntomas no desparecen en un tiempo razonable se debe acudir al médico.

 

Condiciones que debe reunir un botiquín en el hogar

 

Deberá estar protegido de la luz, fuentes de calor o frío excesivo, de la humedad y el polvo, para garantizar una correcta conservación de los útiles y medicamentos. Hay medicamentos que requieren conservación en frío y otras características que deben seguirse según su prospecto.

 

Debe permanecer en todo momento fuera del alcance de los niños, o en todo caso estar cerrado bajo llave, para evitar accidentes

 

Tener presente la caducidad de los medicamentos y revisarlo al menos dos veces al año. No deben guardarse muchas medicinas. Es más aconsejable deshacerse de los fármacos una vez terminado el tratamiento para evitar posteriores prácticas de automedicación.

 

Es conveniente guardarlos en su envase original con su respectivo prospecto, para conocer las dosis y las contraindicaciones en todo momento.

 

 

Elementos de un botiquín básico

 

termómetro

pinzas

tijeras redondeadas

desinfectante no alcohólico

algodón hidrófilo

gasas esterilizadas

gasas con vaselina

vendas de gasa de 5 y de 10 cm.

esparadrapo de tela

esparadrapo común

tiritas

alcohol de 96º

agua oxigenada

jarabe para la tos

antigripales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *