En el ojo existen unas glándulas situadas al borde del párpado que pueden obstruírse con secrecciones y formar una protuberancia dolorosa y de aspecto enrojecido. El orzuelo puede ser interno o externo, siendo el primero el más doloroso y también el que suele alcanzar mayor tamaño.

Por lo general están causados por una infección debida a estafilococo, una bacteria que se encuentra en la piel sana, pero que puede ocasionar este tipo de invasión.

orzuelo

Síntomas de un orzuelo

  • Quien lo padece experimenta dolor, calor y en ocasiones sensación de cuerpo extraño dentro del ojo.
  • Esta afección suele aliviarse por sí sola y tardará entre diez y quince días en remitir.

Recomendaciones generales

  • Puede aliviar la aplicación de un paño caliente sobre el párpado tres o cuatro veces al dia. El calor local facilita la salida del pus.
  • No lo apriete. Es mejor esperar a que reviente por sí solo.
  • Si surgen complicaciones, el oftalmólogo puede intervenir practicando un pequeño drenaje.
  • Mientras tenga un orzuelo no comparta cosméticos, toallas o pañuelos.
  • Para prevenir la aparición de orzuelos:
  • Lávese las manos si va a tocarse los ojos.
  • Si suele tener alergia y se rasca los párpados con frecuencia, tenga especial cuidado.
  • Limpie a menudo el exceso de grasa en los bordes del ojo.
  • Si nota que aparece un orzuelo incipiente, aplique compresas calientes para intentar cortar su avance.
  • Si experimenta otros síntomas como fiebre o irritación y enrojecimiento en el interior del ojo, acuda al médico.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here