Cuando el suelo pélvico de debilita a causa de la edad, la musculatura que contribuye a que la vejiga se mantenga en la posición correcta se ve afectada. El riesgo de incontinencia se incrementa principalmente por esta causa, pero no es la única. Este trastorno puede afectar a personas de cualquier edad debido a otros factores que detallamos a continuación.

El embarazo y el parto aumentan las posibilidades de riesgo de incontinencia. La presión que deben soportar los músculos de la pelvis es un factor que aumenta proporcionalmente al número de embarazos.

Otras afecciones como el estreñimento, las cistitis recurrentes causadas por infección, la diabetes o las cirugías en la zona también pueden agravar la incontinencia existente.

En el hombre, la causa se debe a los trastornos y enfermedades de la próstata.

pelvis

Prevención

Mediante la adopción de correctos hábitos de vida en base una serie de recomendaciones se puede disminuir el riesgo en la aparición de incontinencia.

El tabaco irrita la vejiga y, por otra parte, los ataques de tos que afectan a los fumadores compulsivos dañan el esfínter urinario.

El agua debe ser ingerida en su justa medida para una buena hidratación. Beber en exceso puede suponer un riesgo de distensión de la vejiga debido a la orina frecuente. La distensión impide retener la orina durante mucho tiempo.

El ejercicio de kegel es una gimnasia que actúa en el suelo pélvico y fortalece la musculatura ayudando a evitar los escapes. Los especialistas pueden orientarle en el ejercicio más adecuado en su caso.

En el caso de la mujer es muy recomendable el uso de esferas que hacen de pesa y que fortalecen la musculatura pelvica, aquí os dejo este enlace donde se puede conseguir una esfera medixa y podeis ver de que se trata:  Masterdiet Pelvic One

Sin comentarios

  1. Rosendo Yanes Rodriguez

    30 noviembre, 2014 a 8:03

    Me gustaria que alguien me explicase como se practica el ejersicio de Kegel, pues padezco de eyuculasión precoz, y parese que ese ejerscio es bueno, por favor espero tu ayuda, Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *