Un enfisema pulmonar es una enfermedad crónica de los pulmones que causa la destrucción progresiva de sus tejidos empezando por los alvéolos. Lo primero que nota la persona que lo padece es que le falla  la respiración a la hora de hacer sus tareas más habituales. En la  mayoría de los casos su causa principal es el tabaquismo.

Cuando se inicia el enfisema se destruyen los alvéolos y por tanto no se hacen normalmente los cambios gaseosos de la respiración con lo que baja la cantidad de oxígeno que circula por la sangre y empieza a faltar el aire. Siguiendo con esta premisa, a medida que los fumadores siguen con su adicción, empeora su capacidad pulmonar aunque los síntomas se notan únicamente al cabo de muchos años  cuando la degeneración ya es muy importante.

La mayoría de los casos de enfisema pulmonar registrados se dan en fumadores en torno a los 60 años que empiezan a sentir que les falta aire para realizar esfuerzos cada vez más pequeños. Algunos  llegan a no poder trabajar ni casi poder levantarse de la cama o la silla por su falta de aire, incluso necesitan almohadas altas para dormir.

El diagnóstico de esta enfermedad se basa en el tabaquismo, las quejas del paciente y las alteraciones físicas que detecta el médico durante su examen físico. Pruebas como radiaografías, TAC, analíticas y espirometrías pueden permitir que el especialista se haga una idea de la  gravedad del enfisema.

El tratamiento de un enfisema se basa en el alivio de los síntomas y en intentar frenar su evolución. Se usan esencialmente corticoides y broncodilatadores (aunque no tienen tanta eficacia  como en los asmáticos) por vía oral e inhalación, mucho más rápida y segura. Para los pacientes con enfisema resulta muy beneficiosa la rehabilitación que les enseña a usar su energía de forma mucho más efectiva evitando el gasto excesivo de oxígeno. También les ayuda mucho la oxigenoterapia.

1 comentario

  1. Esmeralda

    1 febrero, 2013 a 16:30

    Me viene de lujo este artículo para un trabajo de clase.. la verdad es que los voy leyendo casi todos porque son interesantísimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *