Hoy día, los medios de transporte cada vez son más seguros, especialmente, el avión. Sin embargo, la sensación de estar en el aire y no rozar el suelo produce una gran angustia a muchas personas que padecen temor a volar. Lo cierto es que el temor a volar se convierte en un problema cuando limita la vida de una persona, por ejemplo, cuando una persona debe de viajar mucho por cuestiones laborales. En esta situación, volar puede llegar a producir ansiedad y estrés de forma prolongada.

Por otra parte, algunas personas también se ven limitadas por su miedo a volar ya que renuncian por completo a viajar a cualquier lugar que implique tomar un vuelo. Es decir, los afectados por esta fobia puede que renuncien a conocer los grandes rincones del universo.

En última instancia, el miedo a volar muestra precisamente una fobia, es decir, un miedo irracional que limita la vida del sujeto. Irracional significa que no está basado en una causa lógica y concreta teniendo en cuenta que el avión es el medio de transporte más seguro en la actualidad.

Por este motivo, conviene saber que el miedo a volar tiene remedio, es decir, existen soluciones al respecto. Por ejemplo, en España existen psicólogos especializados y pilotos que intentan ayudar a cualquier persona que tiene este miedo para superarlo. Porque lo cierto es que  cualquier temor sólo se supera a base de afrontarlo. Los expertos en el tema recomiendan utilizar diferentes técnicas de relajación, además, también creen que es conveniente que el afectado se siente en las primeras filas del avión puesto que ahí se notan menos los movimientos propio del vuelo, del mismo modo, también es esencial beber agua a lo largo del viaje puesto que este hábito disminuye la adrenalina.

Por supuesto, conviene utilizar ropa cómoda y amplia para realizar el viaje, especialmente, si se trata de un viaje de muchas horas de duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *