En los niños pequeños los mocos en exceso se producen debido a la inflamación de las vías respiratorias superiores por resfriados o alergias. En un principio su composición es líquida y pasan de forma paulatina a tener un aspecto más espeso y variar a un color amarillo verdoso.

mucosidad

En los bebés que están mamando pueden ocasionar dificultades para alimentarse. 

Los niños que acuden a guarderías o al colegio son muy propensos a resfriarse. En estas condiciones pueden estar acatarrados unas seis veces al año. En principio el constipado remite solo y no precisa tratamiento.

Los mocos pueden ir acompañados de fiebre, dolores de garganta, tos, etc…

 

Claves para evitar el contagio de un resfriado

  • Evite el contacto con otras personas refriadas.
  • Utizar pañuelos deshechables.
  • Evitar que los niños se lleven juguetes a la boca y otros objetos.
  • Lavar las manos al niño frecuentemente.

 

Tratamiento de un resfriado acompañado de mucosidad.

  • Ofrecer al niño líquidos de forma periódica, agua o zumo.
  • Evitar que esté demasiado abrigado o ambientes con mucho calor.
  • Ventilar bien las habitaciones.

 

Como facilitar la expulsión de los mocos

  • Realizar lavados nasales con suero fisiológico y la ayuda de una jeringa. Introducir el suero con suavidad inclinando la cabeza ligeramente.
  • Usar una perilla de goma para aspirar la mucosidad en caso de bebés.
  • El ligero vapor que desprende el agua del baño o la ducha puede ayudar a descongestionar.
  • Aplicar vaselina si la parte baja de la nariz presenta irritación.

1 COMENTARIO

  1. Hoy en día sabemos perfectamente que son bacterias las que causan el llamada resfriado en el siglo pasado. Si el niño tiene los problemas descritos aquí, tiene que hacerse un cultivo de garganta como vulgarmente se le llama, para luego ir al médico a que le erradiquen la o las bacterias tanto al niño COMO A SUS PADRES Y PROFESORES!

DEJA TU COMENTARIO Y VALORACION

Please enter your comment!

Please enter your name here