El uso de bandas gástricas como método para perder peso es cada vez más común, y los médicos necesitan estar alertas ante cualquier potencial complicación años más tarde, según advierten los autores de un nuevo estudio.

Complicaciones-a-tener-en-cuenta-con-las-bandas-gastricas
El reporte detalla los problemas que desarrolló una mujer de 49 años, dos años más tarde de haberse sometido a esta técnica para perder peso. La paciente buscó atención en un hospital tras sufrir sudoración nocturna y una tos persistente con un esputo de color. Su historial médico mostraba que padecía de asma y no había respondido al tratamiento y que había sido intervenida por la implantación de una banda gástrica dos años antes.

Una radiografía de tórax reveló que la mujer tenía un cavidad entre la zona alta izquierda. Tras descartar tuberculosis, los médicos sospecharon que los problemas de la mujer podrían ser causados por la banda gástrica.
Los problemas específicos parecían ser repetidas aspiraciones de comida (causando un reflujo en la tráquea y subsecuente daño pulmonar) y cavitación (huecos formados en los pulmones, usualmente debidas a infecciones) causadas por la banda gástrica.

Luego de que los antibióticos proporcionaron un alivio limitado, los médicos vaciaron el fluido de la banda gástrica. Los síntomas de la mujer entonces desaparecieron.
Los autores del reporte notaron que el deslizamiento y la erosión de la banda gástrica son las complicaciones más comunes entre los pacientes que las tienen, mientras que los problemas relacionados con los pulmones son raros.
Pero complicaciones tardías de los pulmones pueden presentarse como síntomas de asma y puede ser diagnosticado erróneamente si no se lo investiga debidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *