Las distintas épocas del año suelen traer por añadidura una gran variedad de alergias e infecciones de tipo estacional. Algunas reciben un nombre típico por entrar en asociación con diversos alimentos, flores o elementos alérgenos y por el hecho de ser fáciles de recordar. Bajo el nombre de alergias navideñas se conoce a una amplia variedad de afecciones que se caracterizan por recrudecer a partir del consumo de algunos alimentos típicos de la Navidad, por tener una alergia a la flor de pascua, a los árboles navideños o al níquel presente en los adornos de los árboles de Navidad.

alergianavidad

Entre las alergias navideñas una de las más conocidas es la alergia a los frutos secos. Es importante controlar las listas de ingredientes de la mayoría de los alimentos que consumimos para evitarnos posibles dolores de estómago o intoxicaciones de último momento. La flor de pascua (es la estrella que se coloca sobre los árboles navideños) también puede ser causa de alergia (especialmente en personas que posean alergia al látex).

 

Otra de las formas en las que se pueden presentar las alergias navideñas es como alergias a los árboles navideños. Los árboles navideños naturales pueden acumular una gran cantidad de moho, ocasionando bastantes molestias a las personas que padecen de asma y desencadenando otras reacciones alérgicas adicionales. Los adornos de Navidad, por otra parte, también pueden ocasionar distintos tipos de alergias. El níquel presente en estos adornos, de hecho, es una sustancia perjudicial para la salud de algunas personas. Al concluir las navidades, por ello, es importante guardar de forma adecuada todos los adornos navideños en bolsas cerradas herméticamente (evitando los efectos nocivos de estas alergias). Hay que tener en cuenta que el níquel también puede estar presente en distintos tipos de maquillajes y productos cosméticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *