La vejiga elimina la orina mediante un conducto llamado uretra. En ocasiones se hace necesario utilizar una sonda urinaria, consistente en un tubo que recoge la orina de la vejiga.

 

Se requiere cuando…

No es posible orinar de forma directa porque la salida está obstruida o debido a un trastorno en los nervios encargados de controlar la vejiga.

Por pérdidas de orina y sus conseuencias en la higiene.

Mediante una sonda también pueden introducirse fármacos directamente en la vejiga, incluso obtener muestras de orina o bien controlar la cantidad de orina producida.

 

Cómo se utiliza

La sonda es introducida por personal sanitario con la ayuda de un gel lubricante siguiendo el conducto de la uretra hasta que llega a la vejiga, donde se infla un pequeño depósito que lleva incorporada en un extremo para que no se salga.

La sonda puede colocarse de forma temporal, praa vaciar la vejiga una sola vez, o por un período más largo de forma permanente. Estas sondas requieren unos cuidados especiales con el fin de mantener un correcto funcionamiento y la higiene adecuada, pues es fácil que pueden aparecer infecciones.

orina

Para sonda con tapón

  • Beber bastante agua
  • lavarse las manos antes y después de tocar la sonda
  • mantener la limpieza del tubo con agua y jabón, en especial la parte más cercana al cuerpo.
  • Si no existen ganas de orinas desconnectar cada 2 ó 3 horas. Concetar a bolsa durante la noche

 

Para sonda con bolsa de colección

  • desconectar para vaciar solamente
  • manejar la unión de la bolsa con el tubo con las manos lavadas
  • situar la bolsa en posición siempre más baja que la vejiga

1 comentario

  1. curioso

    2 Noviembre, 2014 a 17:10

    lo que nos espera en caso de llegar……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *