Durante el primer año debe tener paciencia con usted mismo ya que debe afrontar el importante cambio que supone una amputación; pero ello no significa que su calidad de vida empeore, al contrario, piense que siempre puede encontrar la forma de superarse.

amputado

Dejarse ayudar en los inicios

No desestime las relaciones con su entorno, sobre todo con su familia y amigos o la comunidad. Son importantes para usted y le servirán de apoyo, sobre todo en los primeros meses.

Busque información sobre grupos de apoyo o asociaciones de amputados cerca de su lugar de residencia. Le aportarán ayuda al principio y serán fuente de satisfacciones posteriores.

 

Cuidarse uno mismo

Procure obtener información sobre prótesis y buenos profesionales. Realice entrevistas con ellos y manténgase informado en la medida de sus posibilidades.

No olvide mantener una dieta sana y un peso uniforme. Esto le ayudará también con vistas a  equilibrar los futuros ajustes de su prótesis.

Cuide y controle su muñón para tener una buena salud. La higiene diaria y la información sobre las prácticas concretas en su situación son fundamentales.

 

La importancia del ejercicio

Realice ejercicio para mantener en óptimas condiciones su ritmo cardiovascular. Consulte con su médico la pauta de ejercicios que podría mantener.

Ejercite en especial los músculos de su estómago y espalda para evitar tensiones lumbares.

Mantenga los músculos flexibles y elásticos mediante el estiramientos regulares.

 

No se inquiete por las opiniones negativas de los demás. Usted mismo es quien debe calibrar sus propias limitaciones. Si usted cree que puede hacer algo, inténtelo. No se deje vencer por el desánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *