Ahora que se acerca el verano los niños se van a la piscina o a la playa, por eso mismo el Ministerio de Sanidad pide prudencia ya que se pueden dar muchos accidentes en el agua. De hecho, en el año 2009 más de 200 personas han sido ingresadas en el hospital por esta razón.

De hecho, el Ministerio de Sanidad ya ha puesto manos a la obra y ha creado una guía en forma de comic llamada Disfruta del agua y evita los riesgos en la que se introducen los mejores consejos y avisos para esta situación.

Algunos consejos a la hora de zambullirse son:

  • No hacerlo en zonas con poca profundidad o desconocidas en las que no se sabe lo que puede haber
  • Comprueba que la zona es segura antes de hacerlo
  • Debe ser al menos de metro y medio la profundidad en la que zambullirse
  • No se debe saltar o bucear a zonas no visibles
  • Es preferible estar acompañado por si pasa algo
  • Se deben conocer nociones de primeros auxilios
  • No bañarse después de beber alcohol, ya que la persona pierde el control sobre sí misma
  • Si no se sabe nadar, utilizar algún aparato de ayuda como el aparato salvavidas
  • Los niños pequeños deben estar acompañados
  • No bañarse durante la noche

Estos y algunos consejos son los que permitirán a la persona disfrutar de un buen baño en la playa o en la piscina con seguridad. Aunque ser imprudente puede parecer divertido o de valientes la realidad es bien distinta y los peligros pueden ser graves, llevando a situaciones de invalidez o incluso la muerte, y si bien no es lo habitual puede pasar. Disfrutar del agua sin arriesgarse en una buena opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *