El término corazón tiene varios significados. Por un lado, a nivel espiritual, remite a los sentimientos, en especial, al amor. En este sentido, un corazón enamorado y correspondido representa la máxima expresión de gozo. Por otro lado, el corazón es el órgano más importante del cuerpo humano. Un motor que a buen ritmo bombea la sangre de forma constante en una muestra de la sabiduría intrínseca que tiene el organismo vivo.

human-heart-model

Los expertos con frecuencia hacen especial hincapié en la importancia de apostar por un corazón sano. El 49 por ciento de las muertes en Europa se producen por la enfermedad cardiaca. Pero además, según muestran las estadísticas, es la primera causa de fallecimiento en nuestro país. A continuación, te ofrecemos algunos consejos prácticos para lograr un corazón sano:

  1. Cuidar el corazón implica también tener un cuidado con el peso. Es decir, el sobrepeso es un problema añadido para la salud puesto que el corazón tiene que trabajar más en la misma medida en la que aumentan los kilos. Por esta razón, también es esencial cuidar la dieta y realizar deporte y ejercicio físico. Por el contrario, el exceso de televisión o el uso extremo del ordenador conduce a la pasividad y al sedentarismo.
  2. Un vaso de vino tinto en las comidas evita que la grasa obstruya las arterias. Es decir, en una buena mesa no debe de faltar el agua ni el vino como complemento ideal de cualquier alimento.
  3. Descansar es esencial para prevenir cualquier problema cardíaco. Pero además de dormir por la noche los expertos también recomiendan descansar en una siesta a principio de la tarde.
  4. La contaminación es perjudicial para la salud. Por esta razón, las personas que viven en ciudades grandes como por ejemplo, Madrid, deben aprovechar los momentos que tienen libre para alejarse del ajetreo de la capital y disfrutar del aire sano del campo y el silencio que se respira en el pueblo.
  5. La relajación evita la tensión propia del estrés que es perjudicial para el corazón. Por eso, el ser humano debe aprender a controlar su estado de ánimo para evitar enfadarse más de lo debido.

En definitiva, un corazón sano es sinónimo de una larga vida. Por tanto, la prevención es clave.

1 comentario

  1. carlos santana morales

    22 Abril, 2014 a 4:49

    me parece muy buena la informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *