Estamos expuestos a un número cada vez mayor de de estímulos informativos debido a la extensión y el auge de las nuevas tecnologías.

Síntomas de intoxicación informativa

  • Incapacidad de mantener un diálogo por medios orales
  • Irritabilidad, poca capacidad de aguante en las relaciones
  • Percepción errónea. Se considera que el bombardeo de mensajes tiene prioridad
  • Angustia, por no poder responder y asimilar todo en tiempo real
  • Aislamiento para poder controlar la marea de mensajes e informaciones
  • Incapacidad para desconectar, incluso en situaciones importantes, como eventos familiares
  • Sentimiento de descontrol cuando las redes o los móviles no funcionan

periodicos-en-el-movil

Para esta sobrecarga informativa se ha acuñado una nueva palabra: infoxicación. 

Estrategias para dosificar el bombardeo informativo

 

  • Apagar el televisor. Encenderlo únicamente para ver los espacios que hayamos escogido con anterioridad. Sustituirlo por música suave si nos agobia el silencio.
  • Desconectar el teléfono unas horas al día. Proponerse apagar el teléfono durante las comidas, la siesta o por un tiempo determinado cuando llegamos a casa para lograr un descanso completo.
  • Introducir filtros en el correo. Los servidores de correo electrónico incluyen la posibilidad de eliminar de antemano los mensajes indeseados o spam. Merece la pena dedicar un poco de tiempo a programar estas opciones.
  • Evitar los medios informativos que contengan un exceso de publicidad. Cuesta distinguir la información real de la publicitaria. Perdemos el hilo de lo que estábamos escuchando o no disfrutamos de una sesión musical de calidad.

 

Practicar la atención plena.

  • Es un ancestral método de meditación con el que se obtienen espectaculares resultados.
  • Centrarse con total atención en una tarea única, aunque sea por unos pocos minutos, vacía la mente de elementos superfluos.
  • Se puede empezar por dirigir la atención de forma convergente en el aire que entra y sale de las fosas nasales.
  • Practicar este ejercicio cómodamente sentados en un lugar tranquilo, libre de distracciones y ruidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *