En el artículo anterior hemos cubierto algunos consejos breves acerca de qué es lo que debemos tener en cuenta como consejos para las piernas cansadas o doloridas. En este artículo, continuaremos la lista anterior. Siempre esperamos sus comentarios al final, por lo que no se priven de contarnos qué les parecen nuestros consejos y, por supuesto, pueden aportar los suyos.

piernas-cansadas

3. Circulación

Como hemos dicho anteriormente, generalmente los problemas de piernas o la sensación de piernas cansadas, se debe a una falta de circulación óptima en esta zona. La sangre no fluye como debería y, por lo tanto, sentimos la sensación de que arrastramos nuestras piernas, agotados, sin fuerza, sin voluntad.

Una forma simple de lograr que nuestra sangre fluya como debería: Levantar las piernas.

Cuando tus piernas estén cansadas, recuéstate en tu cama y apoya las piernas, ligeramente levantadas, contra la pared. Mientras mantienes esta posición, procura masajear las zonas que se sienten más cansadas, a través de movimientos circulares y repetitivos que guiarán a la sangre en la zona.

También se recomienda adoptar esta práctica para cuando duermes. Te acuestas y colocas tus piernas sobre una almohada o una superficie lo suficiente alta, que permita aumentar la circulación de las piernas.

 

4. La Ropa

Muchas veces, la circulación depende de la ropa que utilizamos. Si estamos acostumbrados a utilizar jeans muy apretados, cintos juntos y demás prendas que pueden cortar nuestra circulación, es absolutamente necesario que cambies tu guardarropa. Procura usar ropa cómoda, holgada, que no te apriete en ninguna parte del cuerpo, al menos hasta que la sensación de piernas cansadas no exista más.

 

Remedio Casero para las piernas cansadas

El siguiente, es un remedio casero que se utilizó durante muchos años en la cultura oriental y que, poco a poco, ha sido introducido a nuestra civilización.

Paso 1. Colocar 1/4 de raíz de jengibre en dos litros de agua.

Paso 2. Hervir la mezcla durante al menos 15 minutos.

Paso 3. Con el caldo resultante, masajear la zona afectada, utilizando una esponja suave.

Paso 4. Terminado el proceso, enjuagar con agua tibia.

 

Y tú qué haces cuando te duelen las piernas?


3 comentarios

  1. AIDA ESTER

    17 Octubre, 2011 a 5:18

    son muy interesantes vuestros artículos,tengo este problema cuando estoy mucho tiempo parada,me duelen horrores las piernas,pondré en pr´ctica estos consejos,tomaré mas agua.en cuanto a fibras:las consumo,duermo con la cama mas alta en los pies.Gracias

  2. dr. carlos plaza

    6 Mayo, 2013 a 18:49

    muchas gracias por estos consejos tanprácticos,tienen coherencia y base científica,son muy didácticos,los pondré en práctica y aconsejaré a mis pacientes.
    carlos
    Quito – Ecuador

  3. MARIA DOLORES PARDO

    16 Julio, 2014 a 22:36

    Muchas gracias por sus consejos me ayudaran mucho para mejorar la tromboflebites que me afecta.. me ha servido mucho una changua de agua leche con ajo y cebolla roja cabezona y una tostada cocinar por 7 minutos en las mañanas tamarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *