La inmensa mayoría de humanos pasamos a lo largo de nuestras vidas por una o más enfermedades que precisan de convalecencia y otros estados pasivos que se presentan en algunas enfermedades. Una vez pasada la enfermedad, es posible que notemos una etapa un tanto extraña y falta de ganas hasta que volvamos a recobrar las fuerzas.

ensalada-235

Siguiendo estos sencillos consejos conseguiremos recuperarnos mejor y más fácilmente:

Consejo 1. Toma espinacas.

Y es que, si Popeye las tomaba era por algo… Las espinacas, en contra de lo que se cree, no son el alimento más alto en hierro, pero sí uno de los más ricos en vitamina K, responsable de coagular la sangre así como de evitar hemorragias. Se recomienda especialmente después de intervenciones quirúrgicas.

Consejo 2. Tritura los alimentos.

Este consejo está indicado en casos de apatía hacia la comida, cuando no “entran” los alimentos. Si es así, un buen truco es el de triturar los alimentos para conseguir que sean más tolerantes a tu paladar.

Consejo 3. Prepara una tila.

Si el dolor aún está presente por los efectos de la enfermedad, tómate el gusto de preparar una tila caliente, que además de aliviar la tensión y el dolor servirá para bajar la fiebre.

Consejo 4. Un yogur al día.

Si se ha dado el caso de un deterioro de la flora intestinal, un yogur (mejor si es natural) al que le podemos añadir miel, fruta o frutos secos, aportará nutrientes y no presentará problemas a la boca por su textura y buen sabor. Especialmente recomendado en casos de niños y personas mayores.

Consejo 5. Refuérzate comiendo bien.

¿Fallan las fuerzas? En caso afirmativo, puedes recurrir a los cítricos, con mucha vitamina C, a las uvas y a la patata, entre otros alimentos. Si se presentan náuseas, otro buen aliado es la raíz de jengibre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *