La sarna o escabiosis está provocada por un pequeño parásito que alcanza una vida media de tres días fuera del contacto de la piel, es decir, en la ropa de cama o vestidos.

Lo más característico de la sarna es el intenso picor que provoca en la piel, sobre todo en las horas nocturnas.

La sarna se contagia mediante el contacto estrecho de las personas. Los casos más habituales surgen en guarderías, residencias de ancianos, parejas sexuales, personas que comparten ropa o miembros de una misma familia.

piel-sarnosa

Su tratamiento es sencillo siguiendo los consejos que resumimos a continuación.

  • Todos los miembros de la familia deben ser tratados, incluso las personas con quienes se mantienen relaciones sexuales.
  • Existen lociones que deben aplicarse por todo el cuerpo, en especial en zonas como muñecas, codos, axilas, genitales, mamas, bajo las uñas, etc…
  • Por lo general la loción actúa durante toda la noche y se elimina por la mañana con la ducha. Es conveniente repetir el tratamiento a la semana.
  • La ropa usada debe lavarse con agua caliente a una temperatura mínima de cincuenta grados centígrados. Si el lavado no es posible con agua tan caliente, lo mejor es introducir la ropa en una bolsa perfectamente cerrada durante siete días.
  • Recuerde realizar la misma operación con los muñecos y peluches infantiles.

 

Tenga en cuenta que…

  • La sarna deja de ser contagiosa a las pocas horas de realizar un tratamiento adecuado.
  • El picor puede persistir algunos días después aunque la sarna haya desaparecido.
  • No se rasque para evitar lesiones y riesgo de infección.
  • Las marcas pueden tardar varios días o semanas en desaparecer, sobre todo en niños.

1 comentario

  1. Gilberto

    13 marzo, 2017 a 5:53

    Tengo sarna sé puede aser una pomada con sabila y ajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *